Activistas se reúnen con dos sacerdotes para discutir sobre el papel de la Iglesia católica y la oposición en Cuba


Activistas junto a los sacerdotes José Conrado y Castor Álvarez (al centro ambos). (FORODyL)

Activistas y miembros de la sociedad civil cubana sostuvieron este viernes un primer encuentro con los sacerdotes católicos José Conrado Rodríguez y Castor Álvarez, según informó el Foro por los Derechos y Libertades (ForoDyL).

En el encuentro participaron Antonio Rodiles y Ailer Gonzalez de Estado de Sats, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, el exprisionero político Ángel Moya, el fotógrafo independiente Claudio Fuentes y Raúl Borges, del Partido por la Unidad Democrática Cristiana.

En el encuentro «intercambiaron visiones sobre la situación actual y el papel que dentro de esta coyuntura deben jugar la Iglesia y la oposición en Cuba».

Entre los temas abordados estuvieron la situación de los presos políticos cubanos, el incremento de la represión contra activistas y opositores, las violaciones del régimen a la libertad religiosa y el trazado de la Cuba futura.

«Ambas partes coincidieron en la importancia del servicio en los temas sociales de la Iglesia católica cubana y del apoyo y solidaridad que necesita la oposición», precisó el ForoDyL.

Asimismo, todos señalaron el compromiso «de ampliar y sostener de forma regular este tipo de intercambios».

El pasado lunes 17 de julio, ambos sacerdotes oficiaron una misa en la sede de las Damas de Blanco en La Habana a la que asistieron 27 personas en total, cinco de ellos recién liberados: Augusto Guerra, del Movimiento Opositores por una Nueva República; y Yosvanis Martínez Lemus e Ismael Boris Reñí, de la UNPACU; y las Damas Lysmeris Quintana y Aimara Nieto Muñoz.

«Ya que no los dejan llegar a la iglesia, la iglesia ha venido a celebrar esta santa misa. Ámense entre ustedes como Cristo los ha amado», fue uno de los mensajes dados a los presentes por los clérigos aquel día.

Para Soler, la misa fue «un gesto muy importante, ya que la Iglesia Católica no desconoce lo que sucede».

«Sabe que se nos impide, no solo llegar a la iglesia de Santa Rita de Casia el domingo, sino que se nos impide llegar cualquier otro día a cualquier otra iglesia de la Isla», añadió.

A pesar de ser reprimidas, domingo tras domingo las Damas de Blanco salen a las calles para intentar ir a misa y para reclamar la libertad de los presos políticos.

Ya el pasado mes de febrero, la Iglesia Católica había lanzado una señal a las Damas de Blanco, cuando el actual arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García, recibió a sus representantes y sostuvo un diálogo con ellas.


Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*