Berta Soler visita en el hospital a la Dama de Blanco Xiomara Cruz Miranda


Momento de la visita. (ÁNGEL MOYA/TWITTER)

7 y 30 pm(13-8-19): @DamasdBlanco Berta Soler y Lourdes Esquivel(MONR) visitan sala d T/intenciva d hosp. Covadonga. Medico dice:
-Que mejora dentro d estado grabe
-No tiene fiebre
– Tomaron muestra de Esputo
-La emoglobina subio#RevolucionEsRepresion #PresosPorQue @ForoDyL. pic.twitter.com/rMSuzLisGD

— Angel Juan Moya (@jangelmoya) August 14, 2019

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, visitó a Xiomara de las Mercedes Cruz Miranda, integrante de esa organización, en la sala del hospital de La Habana donde se encuentra ingresada.

Acompañada por Lourdes Esquivel, activista del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), Soler se interesó por el estado de salud de Cruz Miranda, cuya situación había empeorado en las últimas semanas.

En un tuit, Ángel Juan Moya hizo referencia a esa visita y, además de compartir dos instantáneas del encuentro, ventana de por medio, resumió la condición actual de la activista.

Moya escribió que un médico explicó que Cruz Miranda «mejora dentro del estado grave», que ya «no tiene fiebre» y que su hemoglobina ha subido. Agregó que le han tomado una muestra de esputo.

La Dama de Blanco ingresada recibió una licencia extrapenal el pasado sábado, tras lo cual la Seguridad del Estado levantó el dispositivo de vigilancia que tenía sobre la opositora, quien se mantiene ingresada en terapia intensiva en el Hospital Clínico Quirúrgico Salvador Allende, conocido como La Covadonga.

«A Cruz Miranda la llevaron a prisión con buena salud el año pasado y ya hace tres meses que su estado se ha deteriorado paulatinamente y cada día se ha puesto peor, estando presa, en manos del DSE y del personal médico paramilitar», declaró Soler a DIARIO DE CUBA a raíz de esa medida.

«¿Por qué digo esto? Porque los médicos reciben órdenes del DSE y le han malinformado todos los días sobre el diagnóstico posible de Xiomara a sus familiares», añadió.

La última tesis que barajaron los médicos fue un «posible cáncer del pulmón». Anteriormente, un facultativo aseguró que estaban ante «una hipertensión arterial, descompensación generalizada, hipoalbuminemia y un síndrome febril prolongado de etiología séptica con tratamiento de rosefín».

Soler aclaró que la licencia extrapenal «es una libertad condicionada» y que «está en manos todavía del DSE y el régimen cubano su situación».

«Para moverse y hacer cualquier cosa, incluido salir temporalmente del país, tendrá que pedir permiso al Estado cubano (…) Estamos haciendo gestiones para que pueda recibir la mejor atención especializada», concluyó.

Cruz Miranda fue condenada en 2018 a un año y cuatro meses de cárcel por el supuesto delito de «amenaza». Comenzó a cumplir su sanción en la prisión de mujeres El Guatao, y luego fue trasladada a una cárcel en Ciego de Ávila, donde fue hospitalizada tras presentar lesiones en la piel, además de diversos problemas de salud que no han hecho más que empeorar desde entonces.

En julio pasado tuvo que ser traslada a la capital, donde reside, y hospitalizada en la sala de penados del centro médico La Covadonga, de donde no ha sido dada de alta hasta el momento. A fines del pasado mes de julio fue internada en terapia intermedia con la hemoglobina baja, hígado graso, líquido en los pulmones, falta de aire y un análisis de sangre que le reportó el eritro alto, además de eccemas en la piel.



Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*