Dama de Blanco ingresada en terapia intermedia desde el jueves

El abogado y periodista independiente cubano Roberto Jesús Quiñones Haces fue citado a comparecer este miércoles a las 9 de la mañana en la sala penal del Tribunal Popular Municipal de Guantánamo, acusado de cometer un delito de “Resistencia y Desobediencia”.

Supuestamente ya habían descartado esa acusación y le habían presentado otra, menos grave, pero como tampoco la aceptó, los fiscales del régimen retomaron el expediente de la Seguridad del Estado.

En un mensaje enviado al periodista de Radio Martí Tomás Cardoso, Quiñones Haces dice que, cuando lo citaron previamente a la sede de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), decidió no pagar ni un centavo de multa ni acatar ninguna sanción, porque hacerlo significaría aceptar responsabilidad en los delitos que le imputan y de los cuales es víctima, no culpable.

“Esa decisión la he tomado en un momento muy difícil, pues mi padre en Cienfuegos está muy mal de salud y ya estoy sufriendo los embates familiares para que adopte otra posición, lo cual no pienso hacer”, manifiesta el periodista independiente.

El 22 de abril, Quiñones Haces fue detenido y golpeado en los portales del Tribunal Municipal de Guantánamo mientras trataba de cubrir el juicio contra el pastor Ramón Rigal y su esposa, Ayda Expósito, a quienes declararon culpables de “actos contra el normal desarrollo” de menores y luego condenaron por querer educar a los hijos en su hogar y no en el sistema de educación castrista.

Al cabo de cinco días encerrado, lo liberaron con un proceso judicial pendiente. Fue incluso entrevistado por inspectores militares que supuestamente examinarían el papel de los policías en su arresto.

El abogado y periodista independiente cubano, Roberto Jesús Quiñones Haces (Imagen de video/Cubanet)

El 19 de junio acudió a la sede la PNR en Guantánamo. Allí le dijeron que, considerando que no tenía antecedentes penales, le aplicarían solamente una multa administrativa por haber cometido un delito de atentado.

Pero se negó porque, según sus declaraciones, el caso contra él no tenía ningún sentido “habiendo sido yo la persona que fue lesionada, que fue golpeada y, estando esposado, se me acusara de un delito de atentado, [mientras] la Fiscalía Militar exoneraba a los policías que fueron los causantes de esta situación”.

Los oficiales le tomaron una nueva declaración sobre los hechos y le dijeron que analizarían el caso y lo llamarían de nuevo. Ahora le llega esta citación a comparecer por los delitos que no cometió y que supuestamente habían descartado.

Si lo declaran culpable, la condena pudiera ser de hasta tres años de privación de libertad, explicó el lunes Quiñones Haces entrevistado por Cardoso.

“A mí lo único que me queda es la dignidad, y esa dignidad la voy a defender al costo que sea necesario, incluso al costo que ya estoy sufriendo de la oposición de mi propia familia”, dijo el abogado y periodista independiente, que ha pedido asumir su propia defensa y aún no tiene el certificado para hacerlo por la “ausencia” de la funcionaria que debe acreditarlo.

“Porque si todos cedemos, entonces aquí no va a haber nada, aquí no va a haber ni siquiera esperanzas, no va a haber perspectivas de nada”, dijo.

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla en el Departamento de Estado en Washington, D.C. (Foto: Archivo).

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, habla en el Departamento de Estado en Washington, D.C. (Foto: Archivo).

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, compartió recientemente el malestar de su gobierno por el acoso del régimen de La Habana al periodista independiente.

“Nos preocupa la detención de Roberto Quiñones”, declaró Pompeo en entrevista con Pablo Díaz Espí, el director del sitio de noticias Diario de Cuba.

El objetivo del régimen es que Quiñones Haces abandone su trabajo, indicaba el 31 de julio una nota de la redacción de Cubanet.

“La policía política de Guantánamo, provincia donde reside, le ha confiscado sus medios de trabajo, y lo ha mantenido tras las rejas por varios días, solamente por su labor como periodista y abogado, en la que denuncia las arbitrariedades del régimen y escribe sobre la cruda realidad de la Isla”, indica el texto.

El hostigamiento y las amenazas no son nuevos para Quiñones Haces. La Seguridad del Estado creó un perfil bajo su nombre en Facebook y lo usaba para calumniar a opositores que entonces se creían atacados por él.

“Fui llamado por el joven opositor guantanamero Niober García Fournier, quien me dijo que en Facebook había aparecido un artículo presuntamente hecho por mí, porque estaba con mi nombre, donde yo atabaca a la señora Berta Soler, la presidenta del Movimiento de las Damas de Blanco en Cuba, y a su esposo, Ángel Moya”, le dijo Quiñones Haces a Cardoso en junio.

Niober García Fournier (Foto: Roberto J. Quiñones/Cubanet).

Niober García Fournier (Foto: Roberto J. Quiñones/Cubanet).

El periodista independiente asegura que no usa ninguna de las redes sociales ni tiene cuenta propia en Facebook porque son servicios muy costosos en Cuba.

“Así que yo rechazo públicamente que se esté utilizando mi nombre para agredir a otros hermanos de la oposición aquí en Cuba, porque lo que se busca es la división”, declaró Quiñones Haces. “Yo no he hecho ese artículo, y si escribiera algo sobre Ángel Moya y su esposa Berta Soler, lo único que podría escribir son elogios por la digna actitud cívica que han mantenido por años y que todos conocemos”.

Incluso antes de asumir la presidencia del Consejo de Estado, el gobernante Miguel Díaz Canel dejó saber que internet le parecía una plataforma donde se ocultaban alimañas peligrosas para el equilibrio social cubano, y se mostró decidido a censurarlas. Con semejante vocación por el bien, las denuncias del periodista independiente deberían alarmarlo.

“Hace dos o tres meses que, en un sitio que se llama Teo Pereira en Cuba, que todo el mundo sabe que es de la Seguridad del Estado, había aparecido también otro presunto articulo mío, esta vez contra un opositor guantanamero”, añade Quiñones Haces. “Obviamente, esto es una treta de la Seguridad del Estado; no puede ser de otra forma”.

Quiñones Haces publica sus artículos en Cubanet y ha colaborado con Radio Televisión Martí. En su nota de febrero 28 sobre la nueva Constitución, escribió: “El artículo 2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos afirma que los derechos reconocidos en él deben ser garantizados a todos los ciudadanos sin discriminación alguna, pero la Carta Magna [cubana], en su artículo 42, no incluye la discriminación política como lesiva a la dignidad humana, por tanto, el principio de igualdad es vulnerado, pues los cubanos que no respaldan la ideología impuesta ni el sistema de partido único son discriminados y no pueden establecer un recurso jurídico efectivo contra eso”.


Leer en Martí Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*