Damas de Blanco piden a la UE poner ‘límites’ a La Habana ante la situación de los derechos humanos


Eurocámara. (EFE)

La representante de las Damas de Blanco en España Elena Larrinaga denunció ante la Subcomisión de Derechos Humanos de la Eurocámara cómo la situación en Cuba «sigue igual», pese a la aprobación de la nueva Constitución, que la activista tachó de «operación de lavado de cara» del régimen.

La activista instó a la Unión Europea a no dar «recursos» al Gobierno de La Habana, que no cree en los valores de la democracia, precisó un reporte de Europa Press.

«¿A dónde va Cuba? Desagraciadamente hacia ningún sitio. Sigue siendo una dictadura», dijo Larrinaga durante un debate de la Eurocámara en el que también se refirió al «férreo» control del Partido Comunista de Cuba (PCC) sobre la población y fuera del cual «no existe nada».

Puso como ejemplos que haya 150 jóvenes detenidos en Guantánamo «por querer escapar» de la Isla o los 142 presos políticos documentados; el ritmo de detenciones de activistas de derechos humanos del que son víctimas cada semana un promedio de 20 Damas de Blanco.

La representante del movimiento opositor femenino, galardonado en 2005 con el premio Sajarov a la Libertad de Conciencia, condenó la actitud «laxa» de algunos gobiernos con La Habana.

Presentó las visitas de mandatarios a la Isla como eventos que solo sirven para «darles oxígeno».

«No se puede poner al lobo al cuidado de las ovejas», esgrimió Larrinaga. En ese sentido insistió que el bloque europeo debe poner «límites» y criticó que el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación sellado entre Bruselas y La Habana no ofrece apoyo a los defensores de derechos humanos.

También cuestionó a las empresas extranjeras que trabajan en Cuba «en connivencia con el Gobierno» cubano a quienes señaló de incumplir los convenios internacionales laborales y no garantizar el derecho a un salario digno.

Para la activista, estas compañías contribuyen al «capitalismo de Estado » y no empoderan a la población.

Asimismo, se refirió a «la invasión que ha hecho (el Gobierno de) Cuba en Venezuela» por «su propia supervivencia» y recordó que «la Inteligencia cubana» controla al cuerpo de seguridad venezolano SEBIN: «Como cubanos nos avergüenza», dijo y rechazó «cualquier intervención» militar en el país caribeño.

Otras intervenciones

La eurodiputada liberal independiente Teresa Giménez Barbat coincidió en que «Cuba continúa estando como estaba» y en la Isla sigue habiendo «un problema» con el derecho a reunión y la libertad de expresión.

Giménez acusó a «la izquierda española, incluso los socialistas», de tratar de «silenciar» la intervención cubana en Venezuela. «Seguiremos intentando que estas cosas cambien en estos países», al ofrecer apoyo a las Damas de Blanco.

El eurodiputado socialista portugués Francisco Assis, también denunció que la «dictadura» cubana ha condenado al pueblo «a la falta de libertad y la miseria».

«Hasta ahora no ha habido apertura por parte del Gobierno cubano (…) Más bien al revés. Todas nuestras expectativas se han visto frustradas», dijo.

El representante del Servicio Europeo de Acción Exterior, Fernando Pons, defendió que «la forma más eficaz de promover» los Derechos Humanos en Cuba es «a través de un diálogo constructivo pero crítico» con el Gobierno de la Isla.

Según el diputado, la Unión Europea puede hablar sobre estos asuntos gracias al Diálogo sobre Derechos Humanos que no existía antes del acuerdo de normalización de las relaciones, que fue negociado en paralelo.

«Creemos que estamos avanzando, pero queda mucho camino por recorrer», dijo. «Los derechos humanos siempre han sido y siguen siendo una cuestión central de nuestra relación», agregó.

La tercera secretaria de la Embajada de Cuba en Bélgica, Rachel Cepero, tachó de «lamentable que el tema de los derechos humanos se sigue politizando» con el objetivo de lograr «un cambio de régimen» en la Isla y criticó que no se ponga en valor «los procesos democráticos» en los últimos tres años. Puso como ejemplo el proyecto de reforma constitucional, aprobado en referéndum por el 86,85% de los cubanos.

Aseguró que en Cuba hay 1.200 organizaciones de la sociedad civil, todas bajo su control y no incluidas aquellas que disienten con el régimen.

Cargó de paso contra las Damas de Blanco, a quienes acusó de recibir financiación del Gobierno estadounidense y pedir a Washington que «mantenga» el embargo. Dijo que ninguna de las 134 embajadas extranjeras acreditadas en Cuba ha «constatado esa supuesta represión» a las Damas de Blanco.


Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*