José Daniel Ferrer se planta en huelga de hambre en el Parque Céspedes de Santiago de Cuba


José Daniel Ferrer García, coordinador nacional de la UNPACU. (DIARIO LAS AMÉRICAS)

El líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer García, inició este miércoles por la noche una huelga de hambre en el Parque Céspedes santiaguero para llamar la atención sobre la represión que sufren activistas y miembros de la sociedad civil, según un vídeo que publicó en YouTube, en el cual pronosticó su arresto.

Ferrer, exprisionero de conciencia del Grupo de los 75, dijo que se había «plantado en huelga de hambre» en el lugar, «protestando contra las crecientes injusticias, arbitrariedades, abusos y represión de la tiranía de Raúl Castro».

En otro vídeo, llamó a los activistas de la UNPACU y otras organizaciones a sumarse a la protesta o realizar otro tipo de iniciativas. «Cuantas más voces se levanten condenando los abusos (…) mayor atención prestará el mundo», dijo.

Indicó que su intención es «llamar al máximo posible la atención sobre el incremento contante de la represión, las golpizas, las detenciones, los allanamientos, el acoso, el hostigamiento constante, la persecución permanente de pacíficos defensores de los derechos humanos, opositores, periodistas y blogueros independientes (…) los cuentapropistas y el pueblo en general».

Denunció que el régimen se comporta «cada vez de manera (…) más abusiva. Cada vez son más los presos políticos, cada vez torturan y golpean, atacan más a nuestros presos políticos (…) con la intención de quebrantar su voluntad, de rendirlos, de acabarlos física y mentalmente, y esto hay que protestarlo», dijo.

Recordó que las Damas de Blanco y otros miembros del Foro por los Derechos y Libertades protestan todas las semanas contra esta situación «y siguen siendo reprimidos. Más de 100 domingos de represión vienen sufriendo estos valientes hombres y mujeres».

Mencionó asimismo el caso de los opositores de Palmarito de Cauto, Santiago de Cuba, «quienes resultan detenidos y golpeados casi a diario y a quienes se les impide salir del poblado (…) Es como si fuese un territorio especial, bloqueado, cercado, controlado como si estuviera en guerra».

«Hay una guerra de la tiranía contra nuestros hermanos de lucha en Palmarito de Cauto, hombres y mujeres pacíficos (…) No pueden salir siquiera a un hospital si no piden permiso de manera sumisa a la policía política y esta es quien determina si van o no», dijo.

Afirmó que su suegra murió en esa localidad recientemente y «se le impidió a muchos familiares y a decenas de activistas asistir al funeral». Él mismo fue detenido al intentar llegar al lugar.

Es «insoportable, intolerable, indignante el nivel de la represión a que el castrocomunismo está sometiendo a la oposición pacífica y a otros actores de la sociedad civil independiente», advirtió Ferrer. «Son cada vez más variados e infames los métodos de acoso contra nuestros activistas, nuestros presos políticos, nuestros amigos, colaboradores, todo el que está a nuestro alrededor».

La «lógica de la tiranía castrista» es que «el mundo está acostumbrado a que los cubanos sean ovejas, sean ciudadanos sin derechos, oprimidos, explotados como nadie en el mundo», advirtió.


Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*