La Iglesia Metodista vuelve a la carga: cuestiona la futura consulta sobre el Código de Familia


Celebración religiosa en La Habana. (EFE)

La Iglesia Metodista en Cuba hizo pública una declaración donde cuestiona la línea oficial respecto del matrimonio igualitario, resultante de la reescritura del texto constitucional que se someterá a votacion el próximo 24 de febrero.

En el texto, dado a conocer a través de las redes sociales, la organización religiosa señala que «no existen los elementos suficientes para llegar a una decisión racional sobre el nuevo artículo 82».

Ello, en referencia a la eliminación del proyecto de Constitución del polémico artículo 68 que abría la puerta al matrimonio homosexual, que fue sustituido por el 82, con otra redacción.

La comisión redactora de la Carta magna indicó que en el Código de Familia que se va a elaborar posteriormente «deberá establecerse quiénes pueden ser sujetos del matrimonio». Para ello se realizará una «consulta popular y referéndum en un plazo de dos años a partir de una propuesta de disposición transitoria recogida en el propio proyecto».

Además, la nueva Constitución va a incorporar «un Capítulo solo para la familia, donde se reconocen los vínculos jurídicos y de hecho, y el derecho de cada ciudadano de fundar una familia, sin distinción de su naturaleza».

La Iglesia Metodista considera, en cambio, que se ha «imposibilitado defender opiniones diferentes al respecto debido a la constante negativa de poder utilizar los espacios públicos u otros medios para el debate respetuoso.»

Para la iglesia cristiana, en los medios de comunicación intentan cambiar la percepción de la sociedad con relación a lo que denominan «conducta homosexual y la ideología de género».

Siguen esgrimiendo que la legalización de «estas prácticas» traería «consecuencias nefastas» en la sociedad.

En su declaración, en la que ratifican su postura y la de otras congregaciones evangélicas, como lo hicieran en septiembre del pasado año, muestran «desconcierto ante la falta de reconocimiento a la voluntad popular expresada con respecto al anterior artículo 68».

Según la Iglesia Metodista en Cuba, su planteamiento «no tiene enfoque político, sino bíblico-pastoral, que refleja el sentir de la sociedad», pese a lo cual se ha sentido «objeto de comentarios negativos por parte de representantes e instituciones».

Entre ellos hacía referencia a pronunciamientos del Centro de Educación Sexual (CENESEX) y su directora Mariela Castro Espín a través de redes sociales cuando el pasado 18 de diciembre catalogó la posición de estas iglesias como «fundamentalista y retrógrada».

«Nos preguntamos entonces si la consulta popular que se hará en los próximos dos años acerca del Código de Familia, será contradictoriamente para conocer la voluntad popular o para legitimar la Ideología de género», afirma el texto.

Cuestiona si se desplegará una campaña oficial durante ese tiempo a favor de incluir el matrimonio homosexual y si «existirá el derecho constitucional de hacer campaña por la no inclusión».

En meses anteriores, las iglesias hicieron una fuerte campaña en contra del artículo 68, que incluyó un audiovisual distribuido a través del Paquete, la colocación de carteles en el espacio público a nivel nacional con consignas como «Estoy a favor del diseño original», o la recogida de firmas contra el cambio en la Constitución. Ello, con la anuencia de las autoridades, que no cuestionaron esas acciones en un país donde las expresiones de activismo público son duramente reprimidas. 

En la declaración, firmada por el reverendo Ricardo Pereira Díaz, obispo presidente, la Iglesia Metodista critica que en Cuba el sistema de educación es estatal y que no existen opciones para aquellos que no apoyan la que catalogan como «ideología de género».

Como ha hecho en otras oportunidades, dice que «la propuesta del matrimonio igualitario (…) es totalmente incompatible con la historia, los valores culturales y el pensamiento de los padres fundadores de la identidad nacional».


Leer en Diario de Cuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*