Matrimonio de opositores deja huelga de hambre tras 28 días de inanición


El sábado 5 de enero el matrimonio de activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), Eliécer Góngora y Lariuska Molina, dieron por terminada la huelga de hambre que habían iniciado en reclamo de que se les permitiera volver a residir en Puerto Padre, Las Tunas.

El matrimonio protestó durante 28 días por la violenta deportación a la que fueron sometidos junto a sus hijos menores al ser trasladados por la fuerza desde Puerto Padre a Jobabo, en la misma provincia.

“Decidimos suspender la huelga porque una de nuestras hijas estuvo 5 días sin querer ingerir alimentos y entonces reunimos a toda la familia y decidimos que no podíamos continuar», explicó Eliécer a Radio Martí en una entrevista en la que reconoció que se sienten muy «desgastados» tras la extrema protesta.

El opositor explicó que continuarán el reclamo por volver a residir en Puerto Padre por las vías legales pues asegura que estaban viviendo con la autorización del dueño de la propiedad.

Su esposa dijo a Radio Martí que ya comienzan a sentirse mejor y a recuperarse poco a poco de las secuelas que han dejado los 28 días de inanición.

«El deseo y el ánimo de seguir la lucha va a seguir siendo el mismo», sentenció Lariuska.

[A partir de un reporte de Tomás Cardoso de Radio Martí]


Leer en Martí Noticias

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*